Ir al contenido principal

'Olvídate de mí' y la antipsiquiatría

Una comedia dramática y onírica que establece una relación inesperada entre el amor, el dolor y el País de los comedores de loto.



Ficha técnica 


Título original: Eternal Sunshine of the Spotless Mind
Director: Michel Gondri.
Guión: Charlie Kaufman, Michel Gondry, Pierre Bismuth.
Año: 2004.
Duración: 108 min.
Reparto: Jim Carrey, Kate Winslet, Kristen Dunst, Mark Ruffalo, Elijah Wood, Tom Wilkinson, Thomas Jay Ryan, Guerry Robert Byrne, Jane Adams, David Cross, Ryan Whitney.
Fotografía: Ellen Kuras.
Productora: Focus Features.


Sinopsis

Joel es un chico introvertido que trata de superar su ruptura con la hermosa y alocada Clementine. Joel se entera de que su ex novia ha acudido a un psiquiatra para que le apliquen una nueva terapia que borrará los recuerdo de su relación con Joel. Decide seguir sus pasos y someterse a la misma terapia, pero cuando el Dr. Mierzwiak se introduce en su cerebro para borrar a Clementine, Joel se arrepiente e inicia una delirante y onírica huida para tratar de esconder a su amada en algún rincón inaccesible de su memoria. 

La importancia del dolor para el individuo

No se puede tratar de huir del sufrimiento con fórmulas mágicas o soluciones fáciles. Eso es, de alguna manera, lo que este film parece querer decirnos, con la engañosa liviandad que concede el tono cómico de este drama. Joel, a través de una de las pocas interpretaciones magistrales de Jim Carrey en su carrera, nos muestra la angustia de alguien que no quiere renunciar a sus recuerdos aunque le produzcan dolor y sufrimiento. Evidentemente, no todos los recuerdos son negativos, pero los buenos momentos también le producen dolor en tanto que constituyen la huella de una ausencia. Entonces, ¿por qué negarse a eliminar el dolor de la ecuación? Algunos espectadores domesticados por cientos de comedias románticas hollywoodienses no dudarían en responder: "porque sigue enamorado de Clementine", y en gran parte, tendrían razón. Todo gira en torno a Clementine. Es demasiado valiosa para borrarla de sus recuerdos. Pero es precisamente por ese motivo por el que el film supone una crítica a las panaceas psiquiátricas de la felicidad: porque el dolor tiene un sentido. Nosotros lo dotamos de sentido, y extirparlo supondría renunciar a parte del sentido con el que dotamos a nuestra existencia.


'Olvídate de mí' parece comulgar, al menos con un asentimiento general, con los principios de la antipsiquiatría y su negativa a admitir que el sufrimiento psicológico debe, simplemente, ser erradicado. No importa si se trata de una innovadora terapia invasiva como en el film o del clásico electroshock. El caso es medicalizar, lobotomizar el sufrimiento a toda costa, erradicar el dolor, amputar las partes de nuestra vida psíquica que nos impiden ser felices, eficientes y productivos, y a ello es, entre otras cosas, a lo que se ha opuesto la antipsiquiatría. En 'Olvídate de mí', los personajes cuyos recuerdos dolorosos, siempre relacionados con la pérdida de un ser querido, han sido borrados, son profundamente infelices o se encuentran insatisfechos. Se sienten emocionalmente derrumbados sin una causa aparente. 


El dolor y el sufrimiento son elementos importantes que forjan el carácter y ayudan a construir la individualidad. Eliminar, sin más, el dolor de la ecuación nos conduciría inevitablemente a Un mundo feliz, pero no en el sentido literal, sino en el huxleyano. Correríamos el mismo destino que aquellos que permanecían en el País de los lotófagos de la Odisea, donde el ser humano, en su idilio narcótico y despreocupado sufre, según Adorno y Horkheimer, una regresión en el proceso de individuación.


Materiales

Ahora puedes conseguir "Olvídate de mí" en DVD a muy buen precio. Haz click sobre el siguiente recuadro:


Comentarios

  1. Es muy interesante el perfil con el que analizas las películas. Te conocí en los 20Blogs, y ahora, lejos del furor de la competencia (que me ha dejado varios sinsabores este año), iré leyendo con más tranquilidad tus post. Soy super cinéfila pero, por mi formación artística tiendo a analizar primero aquello que "entra por los ojos", es decir, la estética de un film. Aunque el tema, como tema en sí, es otro ítem que me interesa y, lamentablemente, leo muchos críticos en la web que hacen análisis pobres y acotados de guiones que aspiraban, me parece, a mucho más. Te dejo un abrazooo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Patzy. Me alegra que mi enfoque te parezca interesante. Es cierto que suelo saltarme a la torera el análisis estético para centrarme en el contenido, siempre en relación con aquello que una historia quiere transmitir. Supongo que en tu forma de analizar los films influye tanto tu formación como en la mía, con lo cual, ambos padecemos "deformación profesional", je, je. En mi caso, me interesa la relación entre el cine y la filosofía, o la sinergia que surge cuando ambas actividades intelectuales se dan cita, se entremezclan e hibridan. De hecho, escribí mi tesina sobre esta relación, y posteriormente publiqué un resumen en una revista:

    http://artificium.jimdo.com/revista/culturas/

    Por lo que comentas de los Premios 20Blogs, la verdad es que este año ni tan siquiera me he molestado en hacer "política", que es lo que finalmente acaba haciendo todo aquel que tenga verdaderas intenciones de ganar. Me alegra tomar contacto contigo fuera de aquel entorno.

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  3. Esta película es buenísima! la mejor que he visto de Jim Carrey, Kate Winslet.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Stephany.

      ¡Completamente de acuerdo contigo! Además, aunque parezca un "topicazo", es una película muy original, con un enfoque poco corriente.

      Saludos, ¡y gracias por comentar!

      Eliminar
  4. soy nueva con mi blog de cine, me gusta el tuyo, te voy a seguir, no se muy bien como se hace, asi que si tú sabes, sígueme a mí y ya te tendre para poder visitarte,
    un saludo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La filosofía oculta en 'Matrix'

Por derecho propio, una de las grandes obras cinematográficas de la distopía y la ciencia ficción. Matrix es, además, un film que conecta con un amplio abanico de cuestiones filosóficas.

La naranja mecánica

Inolvidable adaptación cinematográfica que Kubrick hiciera de la homónima novela futurista del escritor Anthony Burges. Una crítica al conductismo y a la manipulación de la voluntad mediante técnicas conductistas.

Pi: fe en el caos

Ficha técnica de Pi: fe en el caos
Director:Darren Aronofsky

Año:1998
País:EEUU
Género:Thriller psicológico
Argumento:Max (Sean Gullette) es un matemático introvertido y con rasgos autistas que padece fuertes ataques de migrañas, durante los cuales padece alucinaciones. Enamorado de su vecina prostituta, la personalidad atormentada de Max desatiende sus carencias afectivas para centrase de forma obsesiva en su trabajo científico: la búsqueda de un modelo matemático que se esconde tras los valores de la bolsa.



Los mercados brusátiles parecen regirse por un caos impredecible, la arbitrariedad y las "elecciones" de los agentes de la bolsa. Max, sin embargo, no cree en el azar. Trata de demostrar que el sistema de la bolsa, al igual que el sistema de la naturaleza, está sometido a un patrón numérico que se repite y que hace que las cosas se comporten como lo hacen. Su herramienta de trabajo es un complejo sistema informático, construido por Max, vertebrado alrededor del procesador Euc…